Cómputo Electrónicos

¿Por qué se necesita estandarizar las redes móviles?

¿Alguna vez te has preguntado por qué no todos los smartphones pueden utilizarse en todo el mundo? ¿Los celulares chinos pueden utilizarse en está parte del mundo? ¿Qué hace imposible que los equipos se comuniquen entre si? ¿Qué falta?; bueno pues lo que lo hace o no posible tiene que ver con una estandarización de tecnologías.

La industria móvil está tratando de solucionar el problema, al menos en lo que respecta a la comunicación celular de máquina a máquina (M2M). El uso de Roaming entre las redes que utilizan la misma tecnología requiere no sólo un acuerdo comercial con cada prestador del servicio, sino también un protocolo común.

La European Telecommunications Standards Institute (ETSI), la Telecommunications Industry Association (TIA) y la Alianza para Soluciones de la Industria de Telecomunicaciones (ATIS) en los EE.UU. están trabajando con sus homólogos en Japón, Corea y China para desarrollar un enfoque común del servicio para que pueda utilizarse en todos los dispositivos, logrando así la compatibilidad de aplicaciones sin importar en que parte del mundo se utilicen.

¿Imaginas utilizar tu smartphone con Iusacell, Telcel, Unefon o Movistar sin necesidad de reconfiguración?…

Siete potencias se reunieron; KPN, NTT DoCoMo, Rogers, SingTel, Telefónica, Telstra y Vimpelcom, para formar una alianza para crear una plataforma común de gestión de M2M que permite la entrega “de un producto global con una tarjeta SIM, eliminando los costos de itinerancia en la países de los operadores participantes “.

Es el primer “intento” de estándar, pero no es exactamente el uso de lo mismo. Los siete proveedores utilizan la misma plataforma de gestión; suministrada por Jasper Wireless, por lo que son capaces de superar sus diferencias a través de un proveedor común. Sin embargo, el esfuerzo es admirable y podría dar lugar a la creación del anuncio de interoperabilidad especial entre una gran parte de las compañías del mundo. Jasper tiene muchos otros clientes, además de los siete, incluyendo a AT & T y América Móvil (que sin duda nos suenan mucho más que los primeros siente).

Un buen ejemplo de los beneficios que causaría solucionar este problema de falta de cooperación, puede resolver es el predicamento internacional del Kindle. Pues a pesar de que Amazon vende el Kindle a nivel mundial, pero utiliza la  red de AT & T. Lo que significa que cualquier usuario de Kindle que viva o viaje fuera de su alcance debe pagar descarga internacional al comprar o acceder a una suscripción, básicamente paga la itinerancia; ¿suena mal no?.

Es un tanto ilógico que un gigante multinacional como Amazon no pueda impulsar su dispositivo insignia sin recurrir a los servicios de una sola compañía. Pero si este acuerdo de estandarización se logra, el Kindle se encontraría como en casa en cualquiera de las siete redes que lo integran, si bien no todos los países entramos en el acuerdo es verdad que se marca un precedente.

Existe la posibilidad que la industria se una en torno a una misma tecnología patentada, como Jasper, para la creación de una norma ad hoc; tal como vemos que ocurre con el desarrollo del espacio público en la nube en torno a Amazon Web Services. Sin embargo, tener una norma ad hoc no es lograr estándar, es sólo cambiar las normas.

Un fabricante de gadgets debe ser capaz de construir un dispositivo que se conecte a Internet sin necesidad de un soporte, una plataforma de gestión o un servidor de aplicaciones específico. Los acuerdos de negocios con operadores individuales todavía tendría que ser resuelto, pero primero tenemos que eliminar las barreras tecnológicas. De lo contrario no vamos a lograr tener un sólo internet, y vamos a continuar teniendo uno para cada prestador de servicios.