Ciencia Cómputo

El inicio de la era de los robots controlados por la mente.

Cada vez es más común que los controles remotos pasen a ser un bonito pisa papel, con su desaparición se abre un mundo de posibilidades pues ahora es posible controlar más de un gadget sin necesidad de ellos; consolas como Kinect o televisiones que se controlan bajo comandos de voz como Smart TV de Samsung, son ahora cada vez más comunes. Ya para nadie es novedad abrir la caja de tu nuevo “juguete” y no preocuparte por que no hay control.

Una de las posibilidades que más entusiasma a los científicos; y porqué no decirlo a los Geek’s del mundo, es la posibilidad de utilizar la mente para controlar gadgets, en específico hoy hablaremos de robots.

Científicos de la Universidad Israelí de Bar-Ilán y del Instituto Tecnológico Béziers, en Francia, han logrado crear exitosamente el primer sistema para traducir los impulsos nerviosos de un cerebro humano a un lenguaje comprensible para un autómata. El afortunado protagonista de este proyecto; del lado humano, es el estudiante Tirosh Saphira, que puede ser considerado ya como el primer ‘robonauta’.

Para realizar está hazaña, es necesario introducir a Shapira en una cámara de resonancia magnética y mediante una técnica llamada FMRI (Functional Magnetic Resonance Imaging), los movimientos imaginados por él se analizan con un algoritmo para ser enviados a Francia, en donde el pequeño robot humanoide los interpreta.

Una pregunta que quizá te estés haciendo es ¿Cómo funciona la FMRI? bien, la FMRI mide las variaciones en la presión sanguínea que rodea al cerebro cuando este ejecuta determinados pensamientos simples. Con un cierto entrenamiento, se puede programar un ordenador para que reconozca esas variaciones y las asocie a movimientos concretos.

Todo ello ha dado como resultado que el robot haya podido girar su torso para ambos lados gracias a que Shapira imaginaba que movía sus manos; pero no fue ese el mayor logro, también pudo levantarse y seguir a una persona. Si bien no es la primera vez que se logran movimientos “pequeños” implementando el control mental en prótesis, si es cierto que es la primera ocasión que se logran ejecutar movimientos complejos y a miles de kilómetros de distancia.

Este logro puede parecer pequeño y rudimentario pero es realmente significativo, ¡es la primera vez que se logra controlar un robot con la mente!. Los científicos confían en perfeccionar pronto el sistema hasta lograr que la persona que controla al robot pueda hacer que éste realice movimientos precisos y con velocidades variables, tales como maniobrar con dedos y manos.

Lo que sin duda ayudó a que esté estudio tuviera el éxito que tiene, fue la introducción de una webcam en el robot a manera de “ventana” para el piloto, lo que le daba una perspectiva subjetiva de inmersión del ‘piloto’ en la máquina.

¿Se imaginan lo que sería para una persona con problemas graves de movilidad contar con un traje que le permita moverse con su mente? éste sin duda es un gran avance para la robótica, sin embargo deja en el aire algunas preguntas sobre las consecuencias conductuales de las personas que pasen demasiado tiempo ‘siendo robot’.

Sin dudar el futuro nos alcanzó o ¿Alcanzamos al futuro?

Fuente: Wired