Cómputo Noticias

Kim Doctom se divierte en Twitter mientras su abogados se anotan un punto en los juzgados.

Si tu estuvieras en juicio de extradición, tuvieras millones de dólares y una cuenta de Twitter, ¿Qué harías?; pues quizá algunos estuvieran preocupados, otros disfrutando de la vida pero Kim Doctom el magnate fundador de Megaupload decide burlarse de las leyes estadounidenses en su cuenta de Twitter sin ningún tipo de empacho.

Doctom está usando su libertad en la red para encaminar una campaña “negra” de relaciones públicas contra los esfuerzos de Estados Unidos para hallarlo culpable de violar la ley de copyright a través de su famosa plataforma Megaupload.

Sólo cien tweets y algunos días han sido suficientes para que el magnate de rienda suelta a su “buen humor” mostrando fotografías de su familia, coches de lujo en la mansión; todo ello al lado de su equipo “conspirador” Finn Batato, Ortmann Matías, y Bram van der Kolk, dejándonos ver los movimientos de su “organización criminal”.

Y es que en una semana se volvió Tweetstar! con más de 30.000 seguidores en Twitter, y digo lo de Tweetstar de manera irónica; tal como lo es que sólo tenga un follow otorgado y sea ni más ni menos que Barack Obama.

Mientras Doctom se divierte sacando canas verdes al sistema de justicia estadounidense; la jueza del Tribunal Superior de Justicia de Nueva Zelanda, Elena Winkelmann, declaró “invalidas” las ordenes utilizadas por la policía neozelandesa para allanar su mansión, así cómo también la cooperación con el FBI al entregarle los datos de los discos duros encontrados dentro del inmueble.

Cabe recordar que Kim Dotcom está acusado por causar perdidas de más de  500 millones de dólares estadounidenses por compartir y alojar información. Por tanto las autoridades estadounidenses han solicitado la extradición de Kim para ser procesado en el país norteamericano por los delitos relacionados con descargas ilegales de contenidos.

Y parece ser que todo pinta mejor para el “héroe” de muchos; pues con este fallo los  bienes y copias incautados en la operación policial en Nueva Zelanda  no van a poder abandonar el país y que toda la información debe ser devuelta.  Claro está que los abogados del Gobierno estadounidense buscarán la manera de presentar algún tipo de amparo contra este fallo, sin embargo creo que podemos decir que Kim Dotcom 1 – FBI/Gobierno Estadounidense 0.

Fuente: BGR